Los famosos empiezan a tener robots hechos a su imagen y semejanza

¿Te imaginas un museo repleto de robots?

0

El fenómeno fan es cuanto menos curioso. Mientras que gente a la que nos da vergüenza pedir un autógrafo o hacernos una foto con el ídolo de turno, otros incluso adolecen de una mitomanía tal que son capaces de invertir en operaciones estéticas para parecerse a su estrella favorita, como es el caso del chico que lleva invertidos casi 20.000 euros en parecerse a David Beckham y bueno, a todas luces parece que ha fracasado estrepitosamente, según cuentan en Mundo Deportivo.

En todo caso, siempre nos quedarán las tétricas figuras de cera. O peor aun – aunque, ¿quizás deberíamos decir mejor? – la versión robótica de los famosos, a las que puedes darles la turra contándoles todo lo que les admiras.

Este revolucionario concepto no es nada barato, pero como te puedes imaginar merece mucho la pena. Tanto es así que ha sido el prestigioso museo de cera francés Madame Tussauds el que se ha embarcado en este ambicioso proyecto.

El honor de ser el primer famoso robotizado no es David Beckham ni Cristiano Ronaldo ni ningún otro crack mundial, sino el actor chino Jing Boran, ataviado con el vestuario de la película Monster Hunt.

Adiós a las figuras de cera de famosos, ¡llegan los robots!

Para crear su primera figura, Madame Tussauds se ha alejado del tradicional método empleando cera que lleva usando desde el siglo XVIII para encomendarse a la famosa compañía robótica Engineered Arts.

Eso sí, la labor externa de diseño sigue recayendo en los artistas de Tussauds. Posteriormente, el personal de Engineered Arts escanea la escultura y usa software computacional para diseñar una versión del cuello y la cabeza que pueda ser impresa en 3D con silicona flexible.

Cada pieza del robot es fijada a un sofisticado motor y un esqueleto imantado, de modo que el exterior sea ligero y con formas anatómicas realistas. Finalmente, se les carga contenido animado y frases prefijadas en un chip que es casi humano, como explica para el diario Telegraph el director de Engineered Arts:

No es solo animatronic, esto es robótica, proporcionamos sentidos, percepción, reconocimiento facial, detección de personas, de edades y género.

Gracias a la integración de esos componentes, el robot puede responder a la presencia de personas que estén cerca, estableciendo contacto visual y haciendo uso de la inteligencia artificial. Y es que conforme más visitas e interacciones reciba, más irá puliendo sus conversaciones con los visitantes.

Sin embargo, no es el primer robot de este estilo que existe. Sophia, de Hanson Robotics, ya lleva un tiempo entre los humanos sorprendiendo y aterrorizando por su potencial a partes iguales.

Esperemos que sea cuestión de tiempo que el museo Madame Tussauds se llene de robots famosos para crear una experiencia sin igual. Por el momento, este museo sigue innovando con una recientemente incorporada figura de Tom Hardy que emana calor corporal e incluso tiene latidos.

¿Te imaginas un edificio repleto de Messis, Kardashians, DiCaprios y Madonnas reclamando tu atención? Qué aburrida nos parece la cera después de este descubrimiento

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.