Así cambió Steve Jobs la historia de Apple hace 20 años

iMac, contigo empezó todo

0

El pasado 6 de mayo, Apple celebraba un aniversario muy especial: el lanzamiento de su primer iMac al mundo. Fue esa keynote, y no otra, la que cambió el devenir de la historia de la manzana más famosa que existe.

Por increíble que parezca, hace 20 años Apple no era la empresa tan glamurosa y éxitosa que hoy conocemos. Es más, por aquel entonces Steve Jobs y los suyos llevaban tres años en números rojos.

Tras adquirir NeXT y con Jobs como recién nombrado CEO de la firma, la presión se podía sentir en el ambiente de los cuarteles de Cupertino. Para que te hagas una idea de lo arriesgado del proyecto, Windows contaba con una abrumadora cuota de mercado del 95%.

Conforme Jobs iba tomando el pulso a la situación, conoció a un joven y talentoso diseñador de producto, el ahora famosísimo Jony Ive, y entre los dos forjaron la que sería una relación personal y profesional de lo más fructífera. Tenían que crear algo nuevo, disruptivo, revolucionario.

Al borde de la bancarrota y sin rumbo fijo, lanzaron un ordenador completamente diferente a lo que existía: había nacido una nueva era en la que Apple era el rey.

Y de ese crisol de necesidades e ingenió vio la luz el Bondi Blue iMac, con un precio de 1.299 dólares. Quizás ahora te suene lejano, pero a mitades de los 90 los ordenadores eran cajas grises de plástico, cuadradas y enormes.

En contraposición, el iMac integraba todos los componentes en uno, que era colorido y de formas redondeadas, no tenía disquetera – algo tan controvertido como cuando se deshicieron de la conexión Jack en el iPhone 7 – pero sí puertos USB, de hecho fue pionero en incluirlos.

Sí, era verdaderamente amigable y cool… incluso tenía un asa en la parte trasera. No porque fuera portátil, sino para generar la sensación de que usarlo estaba al alcance de la mano, era fácil e intuitivo.

El iMac era el ordenador del futuro.

Por cierto, con el iMac nació esa tendencia de branding de Apple de añadir una “i” delante de todos sus productos, como el iPod, iPhone o iPad. Ese 6 de mayo de 1998, el destino de Apple cambió. No es de extrañar que Tim Cook lo rememore con cariño en su cuenta de Twitter.

El iMac comenzó a comercializarse en agosto de ese mismo año y en poco tiempo demostró que Jobs e Ive tenían razón. En Apple arriesgan, pero cuando dan con una fórmula que funcionan, no dudan en exprimirla en generaciones posteriores incorporando mejoras sustanciales. Precisamente por eso, lanzaron su iMac en varios colores y diferentes características.

A pesar de su precio, su atractivo diseño y sus especificaciones adelantadas a su tiempo, lograron que el primer iMac incluso resultara barato para muchos. Apple es reacio a proporcionar números, pero desde el departamento de marketing de la compañía se asegura que:

El lanzamiento del primer iMac fue el más exitoso de la historia de Apple.

Al menos, en lo que ordenadores respecta. Puede que hoy en día Apple sea todo un referente en el sector tecnológico, que marque tendencia con su iPhone X, influyendo al resto de fabricantes, pero no habría sido posible sin aquel Bondi Blue iMac.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.