La Inteligencia Artificial contraataca en forma de cajeros

Ir de compras ya no va a ser igual que antes.

0

Ante el debate de cómo el desarrollo de la inteligencia artificial afectará a nuestros trabajos, encontramos voces diversas. Por un lado, están los que temen que este desarrollo tecnológico acabe sustituyendo a los humanos en algunos puestos y otros que defienden que la llegada de la IA acabará desarrollando nuevos empleos.

Lo que nadie pone en duda es que los oficios mecánicos y repetitivos, para los que no son necesarias cualidades como la empatía o la imaginación, son los que más posibilidades tienen de ser realizados por máquinas. Los cajeros de los supermercados son uno de esos empleos que tiene altas posibilidades de ser sustituido; Amazon ya dio un paso en esa dirección con su supermercado Amazon Go. Ahora, es Microsoft quien contraataca.

El pasado enero Amazon sorprendía al mundo con la inauguración de un supermercado sin cajeros humanos que prometía a los usuarios ahorrarse las colas y comprar de una manera más rápida. El móvil se convierte en el centro de la compra ahorrando al usuario el llevar cualquier objeto que se parezca a un monedero. El supermercado está situado en el centro de Seattle en EE.UU y tiene un tamaño de 167 metros cuadrados.

En las cajas no hay empleados, pero sí los hay para reponer las estanterías o cocinar productos frescos. El comprador de Amazon Go solo tiene que escanear un código QR desde el teléfono y salir por la puerta. El principio de la historia de este supermercado sin cajeros humanos no fue todo lo rosa que se esperaba, ya que se organizaron grandes colas y se comprobó que el sistema no estaba hecho a prueba de ladrones.

Microsoft ha recogido el desafío y está trabajando en una tecnología que ayudará al eliminar por completo la presencia humana en los cajeros de los supermercados. La tecnología que está investigando el gigante tecnológico pretende desarrollar un sistema que pueda rastrear todos los productos que los usuarios introducen en el carrito, lo que ayudará a evitar que nadie se vaya sin pagar nada como sí ha ocurrido en Amazon Go.

Microsoft ha contactado con la cadena de supermercados estadounidense Walmart para comenzar a colaborar en el proyecto. Con este paso, Microsoft ayudará a las minoristas a que planten cara a Amazon en tecnología y, así, poder competir con el gigante de internet. Aún no se sabe si Microsoft dejará la explotación a las empresas ni cuándo se comenzará a implementar, pero está claro que parece que este es el primer paso en el camino hacia donde se dirigirán las compañías presenciales.

Fuente: El Español

Por su lado, Amazon ataca con la inauguración de dos nuevos supermercados, uno en Chicago y otro en San Francisco mientras continúa su expansión en tiendas físicas, como ocurrió con la adquisición de Whole Foods y sus aperturas de Amazon Books. Microsoft tampoco es virgen en esto de conocer el funcionamiento de tiendas físicas, ya que en 2009 abrieron en su sede en Washington una tienda, The Microsoft Retail Experience Center, donde los consumidores pueden comprar sus productos con mejores precios.

Los cajeros sin humanos es solo un paso más de cómo la IA va ganando posiciones entre nosotros sobre todo en el ámbito de la atención al cliente donde la inteligencia artificial está despuntando. La IA está logrando que las empresas puedan ofrecer un mejor servicio y más personalizado. Sus tareas suelen ser las más sencillas como filtrar llamadas, atender pequeñas dudas o apoyar la navegación para dejar las tareas más complejas a los empleados.

Sin embargo, lo sorprendente de estos nuevos software es que tienen capacidad de aprender, por lo que no podemos saber si llegará un momento en el que también podrán realizar los trabajos más complicados. Para ello, ha sido imprescindible la llegada de los bots, programas informáticos que imitan el comportamiento humano y sobre los que se articula la inteligencia artificial. Los chatbots, por ejemplo, combinan aprendizaje con Procesamiento Natural del Lenguaje llegando a predecir con éxito lo que el usuario necesita en un 90%.

Para este 2018 se prevén cambios en el diseño de la IA que ayudarán a un servicio más efectivo. Los datos que se generan en la atención al cliente serán los protagonistas para diseñar una asistencia más predictiva. Además, se está trabajando para evitar los hackeos desarrollando tecnología que ayude al reconocimiento de la voz. En cuanto a los asistentes virtuales, se diseñarán de una manera más efectiva y la nueva generación que llega aprenderá mejor el comportamiento humano, como el robot Pepper que sabe interpretar las emociones de los humanos y ya recibe a los clientes en más de 140 tiendas de Softbank Mobile de Japón.

Fuente: Japan Times

Un paso más allá lo ha dado Google Dúplex con su capacidad de imitar la voz humana y de realizar reservas o fijar citas por teléfono como si fuéramos nosotros. Este sistema ha levantado grandes críticas porque se piensa que ha sobrepasado el límite de lo ético al impedir a los usuarios saber si les está atendiendo una máquina o un ser humano, además de que un futuro podría sustituir en muchas de las tareas, como mantener una conversación con un familiar, a personas que están muy ocupadas por su trabajo, lo que traería un cambio radical en las relaciones entre humanos.

La inteligencia artificial evoluciona sin pausa y va ganando posiciones a los humanos. La hemos visto ganar en muchos juegos, como en una partida de póker contra los mejores en un casino de Pittsburgh o derrotando a Kaspárov tras 8 años siendo el mejor; siendo autodidacta aprendiendo las reglas del juego del Go en solo tres días, lo que a un humano le costaría años de entrenamiento; convirtiéndose en ciudadano como le ocurrió al robot Sophia en Arabia Saudí o ayudando a la medicina con tecnología que es capaz, incluso, de reconocer infartos.

No sabemos hasta dónde podrá llegar su desarrollo ni hasta dónde podrá afectarnos. Aún no podemos saber si tienen razón los que temen que quiten trabajos o los que creen que este progreso traerá otros nuevos. Pero de lo que no hay duda es de que esta tecnología ha llegado pisando fuerte y ha venido para quedarse.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.